Asamblea Legislativa reconoce al empresario salvadoreño Ricardo Poma

Publicado por Administrador, el 22 agosto, 2019.

San Salvador, 22 de agosto de 2019. El empresario Ricardo Poma fue condecorado esta mañana por la Asamblea Legislativa con la “Orden al Mérito 5 de Noviembre 1811, Próceres de la Independencia Patria”. Esta distinción reconoce su contribución al desarrollo económico y social de El Salvador.

El ingeniero Poma es presidente y CEO de Grupo Poma, un conglomerado conformado por cinco divisiones en los sectores automotriz, de bienes raíces, hotelero, industrial y financiero, con presencia en nueve países de la región y generador de más de 10,000 fuentes de empleo. Dedica buena parte de su tiempo a organizaciones sociales de amplia trayectoria, entre ellas Fundación Poma y Fundación Salvadoreña para la Salud y el Desarrollo Humano (FUSAL), de las cuales es presidente.

Durante la ceremonia, oficiada en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa, Poma agradeció a los diputados, quienes en representación de la ciudadanía, le entregaron el reconocimiento, que afirmó lo “enorgullece como salvadoreño” y lo “impulsa a seguir contribuyendo para transformar el país”.

El empresario reconoció que “a pesar de los vaivenes políticos y económicos que hemos atravesado, vivimos en un país democrático, gozamos de un sistema de libertades y tenemos una relativa estabilidad macroeconómica”. Estas condiciones básicas, aseguró, le permiten a El Salvador contar con una base para crecer y prosperar, siempre y cuando el país logre superar dos grandes flagelos: la inseguridad y la corrupción.

“Lograrlo mejoraría la calidad de vida de nuestra gente, fortaleciendo nuestro tejido social. Además, generaría confianza y promovería las inversiones, tanto locales como extranjeras, lo que tendría un gran impacto en el empleo y el crecimiento económico”, enfatizó en su discurso.

Hizo además un llamado al sector público para que cuente con funcionarios íntegros, capaces y comprometidos con servir. Externó que uno de los principales retos de los servidores públicos es “devolverle la esperanza a los salvadoreños de que se puede hacer uso eficiente y transparente de los recursos, que los cargos públicos se designan en función de la meritocracia y que los planes de gobierno son el resultado de una rigurosa evaluación técnica con factibilidad económica”.

El presidente de Fundación Poma destacó la importancia de invertir en educación para transformar significativamente la vida de la juventud salvadoreña y contribuir  a la superación de la pobreza. Esta decidida apuesta lo motivó a fundar, junto a otros empresarios amigos, la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN) hace 26 años bajo una filosofía de excelencia académica y oportunidad para todos. A la fecha más de 2,000 profesionales se han graduado con el sello de ESEN y están contribuyendo al progreso de El Salvador y la región.

Por otro lado, mediante el fondo de becas de Fundación Poma, el empresario ha contribuido a que más de 1,700 jóvenes salvadoreños con sobresaliente desempeño académico y fuertes deseos de superación tengan mejores oportunidades de educación y eleven sus metas, a través de los programas “Becas al Talento”, “Becas del Rector a la Excelencia (ESEN)” y el centro ¡Supérate! Fundación Poma.

Junto a su esposa y sus hijos, el Ingeniero Poma le dio vida hace cinco años a Fundación Renacer, que a través del programa “Creando Esperanza” está impactando positivamente la vida de niños que viven en hogares de acogida para que tengan la oportunidad de formarse en un oficio y cuenten con un empleo digno al cumplir su mayoría de edad. Además, a través del programa “Sembrando Valores” la fundación contribuye a la capacitación de maestros de todo el país para que promuevan en los estudiantes una cultura de principios.

En el ámbito de salud, como presidente de FUSAL, el empresario ha impulsado la atención integral durante la primera infancia en el área rural y ha contribuido a aliviar las necesidades de hospitales nacionales a través de la donación de insumos médicos, equipo y medicamentos, entre otros programas sociales que están mejorando la calidad de miles de salvadoreños que viven en situación de vulnerabilidad.

El presidente de Grupo Poma se pronunció sobre el lento crecimiento económico y aseguró que para impulsarlo es necesario que El Salvador defina una apuesta productiva y diseñe un plan audaz, pero realista para lograr la diferenciación y mejorar la competitividad. Destacó la importancia de impulsar la innovación, a través de la adopción de tecnologías y el cierre de la brecha digital; no obstante recalcó que lo más importante es “preparar integralmente a las personas para enfrentar los retos del siglo XXI”.

Con optimismo, el empresario exhortó a los salvadoreños a reavivar la esperanza y recuperar la capacidad de soñar. “Creo firmemente en El Salvador… Creo firmemente que podemos lograr grandes cosas, que podemos brillar… porque tenemos lo más importante: nuestra gente”, finalizo.